Suiza: la tierra de mis antepasados

0
64

Suiza. Al fin visité Suiza.

Era como me la imaginé y vi en los libros. Paisajes magníficos e impresionantes. Lamentablemente, nos tocó harta lluvia y mucho frío, aunque la semana anterior había estado con sol, a mi me tocó lluvia, aunque dicen que es un país de viento. De todos modos el paisaje era hermoso igual.

Incluso, un día que visitamos una ciudad a unos 1.800 mts. de altura, nos tocó nieve, Así que si vimos nevar en Suiza en plena primavera.

Visitamos muchos lugares y vimos demasiada gente. Todo muy grato de recordar. Me fui directo a Orsieres, un pueblo al sur de Suiza, de donde supuestamente salieron los Michellod a Sudamérica. El verde y las montañas me hacían recordar a mi querido sur de Chile. En ese lugar nos recibió Elisabeth, una conocida de Internet por unos 6 años, quien me ha ayudado con la búsqueda de los orígenes de los Michellod. Allí nos mostraron los hermosos pueblos y lugares originarios de los Michellod, nos dieron comida típica Suiza con muuucho queso como el Fondiú, comer papas de su huerta y disfrutar de un exquisito küchen de manzanas.

También nos reunimos con el Presidente de la Asociación de Valesanos por el Mundo!!, quienes me regalaron un libro firmado por todos como recuerdo y un lápiz con la bandera del cantón de Valais.

Fui a Martigny (a 20 km. De Orsieres) a reencontrarme con Christian Michellod quien nos llevó a su casa, compartimos con su señora y conocimos la oficina + tienda de “Moi por toi”, la Fundación que posee para los niños desprotegidos de Colombia. Más tarde me reuní con Josiane Karlen en una cafetería, a compartir un rato y recibir el regalo que ella me había preparado con tanto esmero. Todos tienen el don de hablar español, por tanto, me pude comunicar con ellos sin problemas.

Otro día viajamos a Morges, donde Patricia, quien nos alojó por una noche, ya que más tiempo no teníamos, lamentablemente. En un sólo día vimos a demasiada gente!. Otros Michellod con sus familias y otra familia chilena que lleva 30 años viviendo en Suiza disfrutando de sus bondades por motivos ocurridos después del año 73 en Chile.

Nos hicieron toures por Morges y Lausanne, conociendo lugares hermosos!!!. Brindis por doquier con vino blanco, tinto, de Suiza o de Argentina. A esas alturas ya no importaba mucho, sólo era el disfrutar los momentos reunidos. Me sentí siempre muy acogida por todos!!, así que doy gracias a todos.

De verdad que se me hizo muy corto el tiempo, pero muuuuuy fructífero y hermoso.

Hasta pronto mi Suiza querida.